jueves, 6 de marzo de 2014

Protesta, Guarimba y Diálogo

Hemos defendido la justeza del movimiento de protesta estudiantil y popular que ya lleva veinte días en las calles del país. Él es expresión del descontento frente a la inseguridad, la escasez y la carestía de la vida. Ha podido ser conjugado a tiempo si hubiese encontrado en el gobierno un interlocutor dispuesto a escuchar y tramitar sus demandas. 
No obstante, la respuesta ha sido una represión brutal en la que se combinan la acción de los cuerpos policiales y militares con la actuación impune de los colectivos armados y la infiltración de agentes cuya misión es provocar la violencia y el caos. El saldo hasta ahora: 18 muertos, más de 70 casos documentados de torturas, más de un millar de detenidos de los cuales cerca de 800 han sido incriminados judicialmente.
Al movimiento de protesta le acechan al menos dos grandes peligros: 
1) Que sectores ajenos a su espíritu y propósitos lo conduzca por el camino de la anarquía y la violencia
2) Que se desgaste hasta el punto de que la inercia lo regrese a sus casas con las manos vacías.
El primero cambia la fuerza de gigantescas movilizaciones, impregnadas de coraje y talante democrático, por la acción irracional de pequeños focos de “guarimberos” que solo concitan el repudio de quienes, paradójicamente, pretenden representar, mientras sirven de tontos útiles para justificar la represión y la campaña descalificadora orquestada por el régimen.
El segundo consiste en que la falta de unidad y coherencia en su conducción conlleve al desgaste de la movilización, sin encontrar un puerto de llegada que le permita acariciar una victoria. Ambas cosas harían vano el sacrificio ofrendado.

Para sortear la situación el gobierno ha convocado a un diálogo demasiado parecido a un ardid publicitario. 

Con el debido respeto por quienes de buena fe han acudido a esta convocatoria, creemos que para dialogar con el gobierno éste debe primero enviar señales claras de un propósito sincero: 

1) Cese de la represión y libertad de los detenidos.
2) Designación de un tercero de buena fe que acompañe el diálogo y que eventualmente funja como mediador.
3) Formular una agenda que priorice los grandes temas nacionales.
4) Diseñar una metodología de trabajo dentro de un plan con objetivos y plazos definidos.

Proponemos al liderazgo estudiantil y a la sociedad democrática este camino para destrancar el conflicto, sin arriar banderas ni renunciar a su principal fortaleza que es la movilización de calle.


4 comentarios:

Magno Rafael Barroyeta Carvajal dijo...

Hermano Venezolano, donde esta la represiòn de la cual tu hablas cuando en realidad hay urbanizaciones tomadas por los guarimberos disparando desde las asoteas de los edificios, ayer caualmente asesinaron a un motorizado y a un joven guardia nacional de disparos certeros en la cabeza, compañero usted no tiene cara de muchacho, debe tener ya unos añitos por lo que debe saber lo que ocurrio en los gobiernos de lusinchi y cap en aquel entonces no se permitia ni siquiera oir la musica de ALI PRIMERA porque allanaban tu humilde residencia, ¿no recuerdas cuando en aquella racia años 86 y 87, 88, 89, 90 fueron detenidos y jusgados por un tribunal militar estudiantes universitarios, profesionales, y lideres vecinales de todo el pais por ser de izquierda y por manifestar PACIFICAMENTE sin perjudicar a nadie? no como ahora que supuestos estudiantes perjudican a su propia comunidad haciendo barricadas con alambres ocasionando muertes por degollamiento a personas inocentes, por el solo hecho de adversar al gobierno. Para eso estan las leyes sino gusta este gobierno convovaca un referendo revocatorio o es que tu pretendes que aqui suceda lo que sucedio en Irak, Libia, Afganistan Ucrania Etc.

Ramòn dijo...

Magno Barroyeta, si tu lógica es correcta, justificando la represión del régimen basado en un hecho lamentable aislado, por lógica analógica, entonces estarás de acuerdo y aplaudirás que este mal gobierno ordene la masacre a mansalva de los estudiantes que están en la calle protestando, pues el gobierno de Luis Herrera Campin asesinó a 23 camaradas en la conocida Masacre de Cantaura. según tu lógica Maduro está en lo correcto cuando llama a los colectivos armados a "apagar candelita que se prenda" y está obligado, según tu razonamiento, a masacrar a los que protestan porque en la cuarta ello sucedió.

Ramòn dijo...

917645638El emocionalismo ligado con fanatismo nubla la razón y anula el entendimiento. Es una irresponsabilidad y una acción irracional justificar la violación de la Constitución y los derechos humanos tan solo porque los gobiernos anteriores también lo hicieron. El criterio de la verdad está determinado por los hechos y no por la aprehensión subjetiva. Si la cuarta República cometió excesos, abusos y violaciones de los derechos humanos cuando reprimía las manifestaciones estudiantiles, este régimen también los está cometiendo y aún peor. Los hechos y tan solo los hecho, es decir, los muertos caídos en las calles así lo confirman. Que el fanatismo no lo permita admitirlo, es harina de otro costal.

Magno Rafael Barroyeta Carvajal dijo...

RAMON...??? DE CUAL REPRESIÒN HABLAS, DE LAS FOTOS FALSAS DE EGIPTO, CHILE COLOMBIA Y HONDURAS? LA VIOLENCIA VIENE DE PARTE DE LOS Y QUE ESTUDIANTES, LOS CUALES TIENEN CERCADOS A SUS PROPIOS VECINOS CON BARRICADAS Y ALAMBRES DE PUAS, PROVOCANDO ACCIDENTES Y MUERTES, HASTA BARRICADAS DE CABILLAS Y CEMENTO COMO EN TACHIRA POR FAVOR HERMANO, NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER. "TODO ES SEGÙN EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRE" Y TU NO ERES LA ECXEPCIÒN.