lunes, 21 de abril de 2014

La oposición requiere de un diálogo para sí misma. FALTA UNIDAD!!

La falta de unidad entre los sectores que adversamos al gobierno de Maduro es clara. Desde los que buscan ganar puntos en la encuestas para ser postulados como candidatos presidenciales, gobernadores y a la Asamblea Nacional; los que sueñan con el alzamiento de un grupo de militares o el derrocamiento del gobierno por  tropas norteamericanas; los que dicen que no se debe dialogar y los que creen que es la mejor opción dadas las circunstancias. Ante esta realidad es necesario y urgente un debate sobre la UNIDAD, las formas de luchas que se deben aplicar, las posibilidades objetivas del movimiento de protesta y las metas que en lo inmediato debe plantearse. De otra manera estamos condenados a la derrota no tanto por las fortalezas del gobierno, sino por las diatribas  de los que lo adversan.
Al mismo tiempo necesitamos una reunión con sindicatos, gremios estudiantiles y profesionales, universidades, academias, líderes populares y comunales, personalidades, intelectuales, artistas y un largo etcétera. Para así lograr un gran frente nacional contra la represión y en defensa de las libertades y derechos democráticos que, además de la denuncia, unifique un pliego de demandas urgentes que recojan el sentir de la inmensa mayoría nacional que hoy sufre los estragos de la grave crisis económica, social, política y moral que sacude a la nación. Dicho frente debe tener en la movilización de calle su principal instrumento de lucha y la misma debe combinarse con un sinfín de otras formas de protesta, complementarias entre sí, incluidas las iniciativas en el plano internacional.
@robinrodrguez

domingo, 20 de abril de 2014

Afiche por la PAZ y el DIÁLOGO SINCERO

Afiche por la PAZ y el DIÁLOGO SINCERO
BASTA de REPRESIÓN y VIOLENCIA POLÍTICA!! 

sábado, 19 de abril de 2014

Se avecina rebelión en las bases del chavismo contra el PAQUETAZO ECONÓMICO de Maduro

Se avecina rebelión en las bases del chavismo contra el PAQUETAZO ECONÓMICO de Maduro
ROBIN RODRÍGUEZ: Al igual que las cúpulas del pasado, al pueblo le siguen cargando el peso de una crisis causada por la cúpula gobernante. Hablan de los corruptos, los pitiyanquis y de una burguesía que se apropia de las riquezas del pueblo; pero ese pueblo se pregunta quien  les regaló a la cúpula del gobierno los yates, mansiones, carros blindados y las cuentas en dólares. Por esta razón es que se trata de un paquete económico inmoral, por lo tanto debemos popularizar el debate sobre este asunto: Que Maduro y la cúpula gobernante pague su crisis. NO AL PAQUETAZO ECONÓMICO!!
@robinrodrguez

jueves, 17 de abril de 2014

El dirigente revolucionario Robin Rodríguez exige se investigue las propiedades y fortunas de la cúpula del gobierno

El dirigente revolucionario Robin Rodríguez exige se investigue las  propiedades de la cúpula del gobierno
El dirigente revolucionario Robin Rodríguez exige se investigue las propiedades y fortunas de la cúpula del gobierno. Le aplican paquetazo económico al pueblo para subsanar una crisis creada por ellos. QUE LA CÚPULA GOBERNANTE PAGUE SU CRISIS. NO AL PAQUETAZO ECONÓMICO!! 

miércoles, 16 de abril de 2014

ALERTA: Maduro busca colocar a la oposición como los violentos ante la opinión internacional

Para el Secretario General del partido Vanguardia Popular, Rafael Venegas, existen dos grandes posturas que conspiran contra la eficacia del diálogo:
En primer lugar, la política y el discurso del gobierno. No se trata solo del discurso que habla de que la política económica “ha sido extraordinariamente exitosa”, como afirmó el ministro Rafael Ramírez, secundado por Maduro, quien sostuvo que ahora tenemos tanta comida que el problema del hambre ha sido sustituido por la obesidad por exceso de consumo ¡Vaya cinismo! Tampoco se trata de la respuesta dada a la demanda de amnistía con la expresión lapidaria que proclama: “es tiempo de la justicia, no del perdón”. Al fin y al cabo, estas frases bien podrían ser discurso para las tribunas, sobre todo para sus partidarios, a quienes el gobierno, contradictoriamente, ha repetido la idea de que no negocia ni pacta nada con la oposición. Más importante que esto es el hecho de que, mientras se realizaba esta primera reunión en Miraflores, y de manera sistemática hasta el día de hoy, el gobierno ha arreciado la represión y las provocaciones de forma innecesaria y desmedida. En efecto, al discurso agresivo y descalificador que hemos escuchado en los últimos días, se unen la represión brutal de las manifestaciones pacíficas: más persecución, nuevas detenciones y tratos crueles, en claro intento por “dinamitar” el camino del diálogo, alentar a los “radicales” y dividir a la oposición. De allí deriva otra conclusión: el gobierno no tiene interés sincero en el diálogo por cuanto no tiene soluciones que presentar. No tiene ninguna disposición de rectificar sus erráticas políticas causantes de la crisis, del malestar social generalizado y de las protestas que se escenifican en el país.
En segundo lugar, del lado de la oposición, las corrientes “radicales”, claramente identificadas, insisten en plantear diálogo y protestas como cosas excluyentes. Frente a la terca realidad que los desmiente cada día, pretenden llevar el movimiento de protesta más allá de sus reales posibilidades, con lo cual solo contribuyen al desgaste de la lucha, le dan alas a minorías aventureras y antidemocráticas y favorecen la estrategia del gobierno de “abortar” el diálogo. No entienden que el gobierno va al diálogo porque la presión nacional e internacional así se lo ha impuesto. No entienden que, como quedó demostrado en el primer encuentro, las fuerzas democráticas y el movimiento estudiantil y de protesta no tienen nada que perder en el escenario del diálogo. Por el contrario, asumirlo con transparencia y de cara al país, con determinación y firmeza, con franqueza y claridad de propósitos, con ideas y planteamientos justos que propendan a eventuales acuerdos concretos, verificables por los facilitadores de UNASUR y El Vaticano; permiten poner en evidencia la superioridad moral, política y programática de la alternativa democrática frente al gobierno, desarma al régimen y lo desenmascara aún más. A su vez, brinda una oportunidad, que bien vale la pena aprovechar, para explorar soluciones al problema de la inseguridad y la carestía, al desabastecimiento, el desempleo y el empleo precario, al drama de la salud y la educación y al deterioro de los servicios públicos.
Asumir el diálogo sin abandonar la protesta nos coloca en sintonía con el clamor de la inmensa mayoría nacional que aspira a que la paz no sea una frase hueca ni una excusa para manipular conciencias, sino el resplandor de la verdad y la justicia, el imperio de los derechos humanos, la garantía de las libertades democráticas y la certidumbre frente a las posibilidades de progreso y bienestar para todos. Es la hora de la autenticidad y coherencia entre el discurso y las acciones, de colocar los intereses nacionales y populares por encima de nuestra miopía, mezquindades y pequeñeces. Es la hora de las neuronas. No de las vísceras.
Conclusiones de Vanguardia Popular sobre el diálogo entre gobierno y oposición:
1) La inmensa mayoría del país está de acuerdo en dialogar para buscar soluciones a la grave crisis nacional, tal como lo demuestran todas las encuestas de opinión Solo una minoría obcecada e irracional pretende que se diriman nuestras diferencias a través de la violencia.
2) Esta primera sesión fue concebida como un debate y, como tal, fue ganado ampliamente por la alternativa democrática.
3) Todos, sin embargo, tenemos sobradas razones para ser pesimistas respecto a las posibilidades de éxito de esta tentativa.

Para ser efectivos en el ataque de las causas de la delincuencia debe abrirse una investigación por lo declarado por Eladio Aponte y Walid Makled

Para ser efectivos en el ataque de las causas de la delincuencia debe abrirse una investigación por lo declarado por  Eladio Aponte y Walid Makled
La inseguridad y principalmente la criminalidad en el país, representan la mayor angustia de los ciudadanos, cuestión que debe motivar un profundo debate desligado del prejuicio producto de la actual conflictividad política, puesto que este fenómeno social ha tomado cuerpo desde hace 26 años y, hasta ahora, los gobiernos que hemos tenido no han definido planes que ataquen al mal desde la raíz; tal como lo revela el siguiente cuadro comparativo:
Aumento de homicidios en Venezuela 1988 al 2000
Año
Homicidios
Año
Homicidios
Aumento en %
1988
1.709
1990
2.474
45%
1990
2.474
1998
4.550
84%
1998
4.550
2000
8.022
76%

De todos los países que integran el planeta, Venezuela ocupa el puesto número 13 en las estadísticas de mayor criminalidad; siendo superada por naciones como Ruanda, Namibia, Honduras, El Salvador y Guatemala. Reafirmándonos así que en la delincuencia confluyen factores sociales, económicos y políticos que debemos considerar a la hora de definir planes para enfrentar esta angustiante situación.

Entre los factores sociales, inciden: Carencia del medio familiar y escolar, mal uso del tiempo libre, agresividad en la programación de medios de comunicación, densidad poblacional, influencias de amigos, etc. 
En el aspecto económico, se encuentran: Insuficiencia en el nivel de vida, desempleo, falta de educación y preparación familiar en la correcta canalización de las inquietudes juveniles. Tal como lo revela una encuesta que veremos más adelante.
En cuanto a los factores políticos, destacan: La crisis, la falta de sentido cívico y la corrupción moral, entre otros.

En vista que estos tres factores forman parte de las responsabilidades de quienes dirigen o pretender dirigir el gobierno; debemos concluir que la dirigencia política (AD, COPEI; El Chiripero y ahora el  PSUV) han centrado sus planes sociales en la búsqueda de la simpatía del electorado y  no ha existido programas o propuestas hacia los niños y adolescentes, que permitan la prevención del delito; siendo quizás la razón por la cual el 75% de los delitos del país, son cometidos por menores de edad. En los últimos 15 años el presupuesto nacional han sido los más altos de la historia del país, pero el mismos ha estado orientado para ganar elecciones y no en función de un plan de desarrollo en aras romper el modelo monoproductor y rentista, el cual es la causa de las deformaciones de nuestro aparato productivos con los problemas que se desprende del mismo; tales como desempleo, subempleos, pobreza, poco avance tecno-científico y una educación destinada a gradual nuevos desempleados.
 
Una encuesta efectuada en el año 2005 a 86 jóvenes de 11 a 14 años, en las comunidades de 
Las Charas, Valle Lindo, Ezequiel Zamora y Chuparin Arriba (parte alta de Puerto La Cruz), nos reveló que el 30% practica un deporte diferente al de su preferencia, mientras que el 70% no participa ninguna especialidad; el 51% calificó su relación con los padres como mala, ante el 19% que la ubicó buena, y el 85% manifestó tener la ilusión de lograr una profesión en el futuro. Este sondeo de opinión nos confirma que existe un caldo de cultivo para que la frustración siga marcando la pauta entre las comunidades más pobres, debido a la carencia de programas que atiendan a este sector de la población.
Ante esta realidad, las mafias organizadas como el narcotráfico o las dedicadas al robo de vehículos, han venido contribuyendo en la creación de un submundo; contando a su favor con una población juvenil desatendida, ya que los gobiernos solo han aplicado la represión hacia el delincuente o han creado centros de rehabilitación, pero no atienden de manera integral a los jóvenes y a la familia. En 5 años, el robo de vehículos ha sido de 150 mil unidades (representa el 5% del parque automotor del país) valorados en 4,5 billones de bolívares; por otro lado, el consumo de drogas aumenta constantemente, mientras que la efectividad policial en el ataque al lavado de dólares, como la parte más rentable de este maligno negocio, deja mucho que decir. A lo que debemos agregarle serias denuncias que no han sido investigadas, contra altos funcionarios militares y políticos del alto gobierno; tal como fue el caso del ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Eladio Aponte Aponte o el caso del narcotraficante Walid Makled.
En vista que el 83% de los niños y jóvenes  entre 6 a 16 años hacen vida en algún colegio o liceo (públicos y privados), debemos convertir estas instalaciones educativas en epicentros para el desarrollo de planes de prevención del delito, ya que existe una conducta reflejada en las personas que viven un proceso de degeneración hacia la delincuencia, tales como: Actitudes o acciones , gestos corporales y lenguaje que fácilmente puede ser detectadas desde el centro educativo, para atender al joven y a su familia.
@robinrodrguez

lunes, 14 de abril de 2014

Maduro y Diosdado dinamitan el DIÁLOGO y la PAZ

Maduro y Diosdado dinamitan el DIÁLOGO y la PAZ

El partido Vanguardia Popular considera que Maduro y Diosdado dinamitan el DIÁLOGO y la PAZ del país con provocaciones y represión a sectores radicales para profundizar divisiones en la oposición. Esto contribuye que  la situación del país se torne  compleja, delicada y peligrosa, a conjugarse un malestar generalizado en la población dado a la acumulación de problemas sociales y económicos; las provocaciones constante del régimen hacia los sectores radicales y la brutal represión desatada contra el movimiento de protesta en general, y la existencia de dos propuestas y visiones de cómo enfrentar al régimen, presenta a la oposición prácticamente dividida entre los que creen que la salida de Maduro del poder debe ser de manera inmediata y otros que consideran que es necesario ampliar las base social de la protesta, a la vez de asumir la una ruta constitucional, pacífica y electoral. 
Las verdades que los miembros de la MUD expusieron en cadena nacional el pasado jueves, dejo mal parado a la cúpula gobernante ante los ojos del país, incluyendo a los seguidores y militantes del PSUV. Incidir en las dificultades que tiene el movimiento opositor, bien por la la existencia de dos visiones de cómo salir de la crisis política o por pugnas extemporáneas por la candidatura presidencial, es un aspecto en el que busca incidir el gobierno en aras de evitar la unidad de acción de los diversos sectores que lo adversan.
@robinrodrguez

sábado, 12 de abril de 2014

Frente de luchadores sociales elevará propuestas al alcalde Magglio Ordóñez

Frente de luchadores sociales elevará propuestas al alcalde Magglio Ordóñez
El dirigente social  de la parte alta de Puerto La Cruz Robin Rodríguez dio a conocer que junto a numerosos dirigentes sociales de esta ciudad y de tendencias políticas de diversos signos, están en la etapa organizativa de un amplio frente de luchadores sociales, en aras de dotar al movimiento popular de un instrumento para la lucha social, a la vez de convertirlo en un escenario para el debate en función de lograr algunas acciones en conjunto con la alcaldía, en la medida que se puedan concertar puntos de vistas en común y sobre temas de interés colectivo.
Rodríguez fue enfático en señalar que dicha iniciativa no compromete en nada la posición política o partidista de los integrantes de este frente de luchadores sociales (que puede estar integrado por seguidores del gobierno nacional como de dirigentes que lo adversa), puesto que de existir algún punto común con el alcalde Magglio Ordóñez, solo será sobre aspectos particulares que involucra dicha institución y que sean de interés del colectivo. Por ser un instrumento de lucha autónomo del gobierno y de los partidos políticos, presentará propuestas y será vigilante al cumplimiento de los proyectos o programas que se consideren importantes.
Al mismo tiempo Robin Rodríguez dejó claro que el dialogo institucional no descarta acciones de lucha cuando este frente considere que la alcaldía o cualquier otro organismo del Estado este afectando los intereses de la colectividad. La vida  es compleja y como tal hay que asumirla; se trata de apoyar lo bueno y de enfrentar lo malo, por eso es que cualquier acuerdo no significa un respaldo total al gobierno.
@robinrodrguez

jueves, 10 de abril de 2014

Propuesta para los sectores que aspiramos un cambio en Venezuela

1) Desechar el cortoplacismo y la aventura, que solo conducen a la frustración y la desesperanza y, en su lugar, armarnos de paciencia, tenacidad y perseverancia para construir entre todos una estrategia exitosa en términos de los objetivos de la lucha en el corto, mediano y largo plazo.
2) Unir todas las fuerzas democráticas en torno a una política y un plan orientados a detener la escalada represiva del Estado y a destrancar el conflicto, lo que supone buscar una salida que asegure una victoria del movimiento, en el contexto de una estrategia destinada a preservar e incrementar el acumulado de fuerzas reunido hasta ahora. Esto implica la urgente necesidad de acuerdos básicos entre los sectores principales que inciden de forma determinante en el movimiento; los que, teniendo importantes diferencias entre sí, como hemos visto, enfrentan, sin embargo, al mismo adversario y la misma ofensiva autoritaria. En definitiva, es necesario entender que, dadas las implicaciones del conflicto, así como el conjunto de elementos que envuelve la coyuntura, son muchas y muy serias las responsabilidades que recaen sobre los hombros de los principales factores beligerantes del mismo. Por ello, se impone un debate franco que facilite un entendimiento en torno a los objetivos, las formas de luchas y las principales iniciativas a desarrollar, a partir de lo cual debe constituirse un centro de dirección único que garantice la coordinación de los esfuerzos y la toma de decisiones.
3) Dicho acuerdo debe dar paso a la reunión de todos los sectores democráticos (partidos políticos, sindicatos, gremios estudiantiles y profesionales, universidades, academias, líderes populares y comunales, personalidades, intelectuales, artistas y un largo etcétera) en un gran frente nacional contra la represión y en defensa de las libertades y derechos democráticos que, además de la denuncia, unifique un pliego de demandas urgentes que recojan el sentir de la inmensa mayoría nacional que hoy sufre los estragos de la grave crisis económica, social, política y moral que sacude a la nación. Dicho frente debe tener en la movilización de calle su principal instrumento de lucha y la misma debe combinarse con un sinfín de otras formas de protesta, complementarias entre sí, incluidas las iniciativas en el plano internacional
Prof. Rafael Venegas

Secretario General del partido Vanguardia Popular

Debemos vincularnos a la lucha de los sectores populares y de trabajadores

Debemos vincularnos a la lucha de los sectores populares y de trabajadores
Dar un giro radical en la orientación de los esfuerzos, en función de vincularnos a los sectores populares y de trabajadores y atender sus problemas más acuciantes. No se trata de renunciar a espacios o abandonar la lucha del movimiento estudiantil y la sociedad democrática. De lo que se trata es de extender los alcances de una política de cambio hacia los sectores donde el gobierno ejerce su mayor influencia y en los que, paradójicamente, se padecen las manifestaciones más crudas de la crisis nacional. Dentro de una política orientada a la despolarización, debemos empezar por desenmascarar la cúpula del régimen y diferenciarla de la base popular chavista, convertirnos en caja de resonancia de los reclamos de los sectores populares, acompañarlos en sus luchas y favorecer su articulación, contribuir a los esfuerzos de organización popular, encarnar genuinamente sus aspiraciones a condiciones de vida más dignas en un país reconciliado y próspero.
Prof. Rafael Venegas

Secretario General del partido Vanguardia Popular