sábado, 28 de septiembre de 2013

FIN DE MUNDO!! Alcalde de Guanta en Anzoátegui llamó bate quebrado a Maduro



Tal como fue anunciado, el viernes 27 de septiembre el alcalde del PSUV de Guanta realizó un acto de relanzamiento de su candidatura, pero con la arbitrariedad que  lo caracteriza, escogió el frente del comando del candidato de la MUD ISRRAEL CARABALLO para su realización, puesto que pretendía hacer una demostración de fuerza. Pero el tiro le salió por la culata, cuando al evento que contaba con agrupaciones gaiteras de reconocida trayectoria y autobuses desplegados en los sectores populares para facilitar el traslado de los simpatizantes del oficialismo, apenas logró concentrar 358 personas, Claro!! Debemos descontar los 25 dirigentes de la MUD que nos encontrábamos al frente de nuestro Comando Simón Bolívar.
Además de la pobre asistencia, pudimos observar el malestar de mucho de los asistentes dado a la intraversión en el acto del hoy diputado Nelson Moreno, quien ha sido enemigo a lo interno del PSUV del alcalde de Guanta, al punto que alguien exclamó: “Ese señor acusó al actual alcalde de Guanta de robarle una alta suma de dinero cuando Moreno era alcalde de Puerto La Cruz y el actual alcalde de Guanta fungía como su asistente en los asuntos económicos”.
Pero lo verdaderamente asombroso de este acto; fue cuando el alcalde de Guanta quiso explicar y justificar las dos últimas derrotas electorales que ha recibido. Al punto que aseguró que el 14 de abril él no perdió y fue enfático al señalar que “el bate quebrado fue otro”; al percatarse de la metida de pata en su discurso, comenzó atacar a los seguidores de Capriles de manera vulgar y despiadada.

1 comentario:

Malu Arias dijo...

No entiendo como Robin Rodriguez termino aliado de los asesinos de sus compañeros en el Americo Silva, hoy en dia es alto pana de adecos, copeyanos, y toda aquella parranda cuartorrepublicana de delincuentes. No critico que Robin tenga su vision propia de ciertos asuntos, pero de ahi a verlo aliado a la derecha me produce un profundo y sincero dolor.