martes, 7 de mayo de 2013

Reflexión para los dirigentes sensatos del chavismo:


El 77% de los venezolanos consideran que el conteo y auditorìa planteada por Capriles Radonski es la solución al problema político presente en el país; eso representa que el 50% de los que votaron por Maduro también comparten dicha propuesta. Pero la embestida represiva desarrollada desde un gobierno considerado ILEGITIMO por la mayoría del país,  sigue enredando el asunto. 
Josè Vicente Rangel, el Partido Comunista de Venezuela y ex presidente de la Asamblea Nacional Fernando Soto Rojas, sin abandonar al gobierno han discrepado  públicamente de la actuación de Maduro y Diosdado Cabello; pero esas diferencias de como abordar la relación y contradicciones con los que algunos llaman los representantes del 52% del país, dicho de otra manera, los seguidores de CAPRILES como el líder en la actualidad de mayor peso del país; repercuten aun mas en la población, al punto que en menos de un mes en el gobierno, Maduro sigue desplomándose en las encuestas; con el agravante de tener la etiqueta de ser quien devaluó en dos ocasiones nuestra moneda, quien tiene como aliados principales a Diosdado Cabello y Rafael Ramirez, quienes son vistos por el pueblo, entre ellos el 40% de la población chavistas, como los hombres con mas rechazo dado que en el pueblo corre el rumor de ser la cabeza de la boliburguesia o los multimillonarios de esto que algunos llaman revolución y otros roboluciòn. 
Al cuadro descrito, debemos sumarle las constantes protestas encabezadas por gente afecta al gobierno; los 300 contratos colectivos vencidos que le toca discutir el ejecutivo nacional ante una situación de crisis financiera dado a la alta corrupción,  la altísima deuda externa y los compromisos que de ella se derivan y el gasto excesivo en cosa que no son prioritarias para el pueblo. Lo que obligaría al gobierno tener que seguir aplicando medidas tipo Fondo Monetario Internacional y por mucho que Maduro trate de imitar a Chàvez, este no posee su carisma y liderazgo. 
un gobernante sensato tendría que ubicar la profundidad de la crisis que le toca afrontar y le tocaría reconocer tal como lo dice Capriles, a la otra mitad del país. Pero en definida, EL ILEGITIMO ES UN FRACASO!!

No hay comentarios: